lunes, 8 de diciembre de 2014

RELATO: AQUEL WHATSAPP QUE...

Bueno chifladitos, aquí os dejo una historieta que tuve que hacer para un concurso de participación obligatoria del instituto... :)


AQUEL WHATSAPP QUE...

Tan solo era un niño… y un niño no podía entender como el mundo era así, como mi madre ni siquiera me dirigía la palabra y como cada vez que mi abuelo me intentaba hablar mi madre lo regañaba. No entendía como mi hermano podía soportar no relacionarse con nadie o como no tenía la necesidad de conocer a otros niños, jugar con ellos. No lo entendía, y no lo haría nunca.

Y ahora, con treinta y cuatro años sigo sin entenderlo, a pesar de la nota que me dejó mi abuelo antes de morir diciéndome todo lo que necesitaba saber. “El WhatsApp!!! Es culpa del WhatsApp…”
Cada vez que me asomaba a la ventana lo único que veía era gente inexpresiva, infeliz y con la vista fija en sus pantallas. Nadie hablaba, nadie miraba a nadie. No había comunicación, no había nada. No entendía como ninguna persona en este mundo tenía la curiosidad de saber cómo sería hablar cara a cara con alguien, como sería gesticular palabras, hacer vibrar tus cuerdas vocales creando fonemas y de ahí palabras… no lo entendía.

Y yo mientras dejaba pasar el tiempo, volviéndome cada vez más loco. No podía aguantar más callado, encerrado en casa y sin comunicarme con nadie.

Desde que se inventó Whatsapp la gente empezó a hablar menos, a volverse más fría, hasta llegar tal punto en el que ni sabíamos lo que era hablar... y yo no quería vivir en un mundo así. Iba a tomar el mismo camino que mi abuelo, no quería seguir en este mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada